Padres primerizos: productos necesarios – guía de compra

En este artículo vas a encontrar consejos para padres primerizos respecto a los productos que vais a utilizar con el nacimiento de vuestro primer bebé. Os hablo acerca de los productos y cacharros varios que hemos ido comprando y hago una valoración (por supuesto subjetiva) de aquellos productos a los que hemos sacado partido de verdad.

Como padre primerizo en el año 2020 en mitad de una pandemia, la gran mayoría de compras las realizamos online. Por una parte para no juntarnos con gente y por otro lado con el confinamiento no teníamos claro si íbamos a poder estar preparados a tiempo de la llegada del pequeño si dejábamos las compras para más adelante.


Comencemos por las cosas que serán necesarias desde el minuto 1 de vida del bebé, lo que vamos a utilizar en el hospital. Es aconsejable tener preparado todo lo lo que llevarás al hospital al menos 1 mes antes, por si se adelanta el parto. Yo lo tenía 2 meses antes por si salía sietemesino y porque soy extremadamente previsor. He visto a parejas con 2 maletas, una de mano y una con ruedas de tamaño mediano. He visto parejas que parecía que se iban de acampada. Por favor, no nos vamos de vacaciones a un lugar inhóspito. Entiendo que nos volvemos un poco locos al no saber a lo que nos enfrentamos pero que no cunda el pánico, esto es fácil, aquí os dejo una lista de lo que nosotros llevamos al hospital.

La bolsa del hospital

>> Para el bebé

  • Pañales, en el hospital al que fuimos (hospital privado) había que llevarlos de casa, no sé si en el resto será igual, pregunta por si acaso. Al menos 20.
  • Toallitas para limpiar el culete al bebé. Nosotros hemos usado hasta ahora de 3 marcas, y los requisitos que buscamos es que su composición sea del 99% agua, no contengan parabenos, ni perfume ni alcohol.
  • Gorrito de primera puesta. A los recién nacidos les cubren la cabeza para que no pierdan calor durante las primeras horas. Es muy probable que se manche de sangre y otros fluidos, por si quieres llevar dos para que en las fotos no salgan manchas.
  • Pijama enterizo de primera puesta. Pensaréis que si es verano será mucho, pues no. Por una parte los recién nacidos tienen mucho frío las primeras horas, y por otra si el hospital tiene el aire acondicionado como en el Polo Norte (como fue nuestro caso), el pijama será incluso insuficiente. Nosotros compramos en Primark varios de las 2 primeras tallas para acertar con el tamaño, al final la talla más pequeña le quedaba grande porque nació pequeñito, pero sirvió y pronto lo llenó.
  • Algún pijama más para las noches que paséis en el hospital (suelen ser 2 noches).

Respecto a la ropa para el recién nacido se aconseja que sea 100% algodón. Ojo a la hora de lavarlo, si lo haces con agua caliente o lo metes en la secadora encogerá bastante (doy fe de ello).

  • Bodies de manga corta y de manga larga. Al menos 5 de cada, ¿te parecen muchos? Verás a qué velocidad se manchan y tienes que cambiarle una y otra vez.

Y el gran dilema, ¿qué talla? Si has tenido seguimiento durante el embarazo tendrás una idea del peso con el que viene el bebé, busca las tallas tanto de ropa como de pañales guiándote por el peso, y si no lo tienes nada claro coge ropa de la talla más pequeña y de la siguiente talla.

  • Un cepillo para el pelo del recién nacido, el primer baño se lo dan en el hospital mientras tomas nota de cómo hacerlo, y al terminar le pasarán el cepillo por la cabeza. No hay que llevar nada más para el baño salvo que os indiquen lo contrario.

>> Para la madre y acompañante

  • Compresas postparto para la madre. Tras el parto la madre tiene perdidas abundantes de sangre, llevar al menos 12 compresas (dos paquetes). Se venden en la farmacia.
  • Braguitas que sujeten bien las súper compresas. Muchas bragas, al principio se mancharán mucho.
  • Si la intención es dar lactancia materna los sujetadores de lactancia facilitan la labor sin tener que estar quitando y poniendo todo el sujetador.
  • Camisón para la madre por si quieres quitarte el del hospital.
  • Chanclas para la ducha.
  • Zapatillas del tipo «estar por casa» para estar en la habitación.
  • Si la situación Covid-19 no se arregla, llévate mascarillas de recambio.
  • Ropa cómoda para la pareja, padre o acompañante. Incluida una sudadera por si la temperatura es muy baja en la habitación.
  • Utensilios de aseo para ambos: cepillo de dientes, crema de dientes, gel, desodorante…
  • Libro de familia, para la inscripción del bebé en el hospital. En nuestro caso no nos lo pidieron porque nos dieron cita para hacerlo días después del alta.
  • Tentempié para el acompañante. Agua, comida, barritas energéticas, monedas para la máquina del hospital o para la cafetería.
  • Cargadores de móviles.
  • Carpeta para meter los papeles que os den en el hospital, para el registro del bebé y los papeles del alta, tanto del recién nacido como de la madre.
  • Una bolsa de plástico para la ropa sucia.

Durante el tiempo de espera para la dilatación es probable que el tiempo se haga largo, y puede que queráis llevaros algo para entreteneros. Una vez tengáis al recién nacido no tendréis tiempo de aburriros. Vais a comenzar un cursillo intensivo de cómo cuidar a un bebé mientras estáis en el hospital, si lo podéis compaginar con echar una cabezadita y dormir un rato, sobre todo la madre, aprovechad cualquier momento.


Con respecto a los productos necesarios para le día a día del bebé he hecho una clasificación según el tamaño de los cachivaches o cacharros que se utilizan.

Cacharros grandes

Cuna

Habréis oído hablar de las mini-cunas o colechos. Son cunas de un tamaño más pequeño pensadas para ponerlas al lado de donde duermes y tener el bebé a mano, por si llora y para la lactancia o biberón. Yo soy un tío un práctico y cuantos menos chismes tenga a la vista mejor. Mi idea inicial fue tener la cuna de toda la vida en nuestra habitación y si estábamos en otra habitación de la casa pues meterle en el capazo. Poderse se puede hacer, pero es cierto que el capazo es más incómodo, tanto para el bebé como para ti. El colchón es de menor calidad, no está pensado para pasar tantas horas ahí dentro y si tienes un bebé que no para quieto como es mi caso, verás que se da con pies y manos en las paredes del capazo.

Así que sí, tuve que dar mi brazo a torcer y admitir que la minicuna ha sido una buena compra. Nosotros no la usamos como colecho, la utilizamos como cuna que movemos por toda la casa para que esté donde estemos nosotros. Hasta que tengan unos meses te darás cuenta que es importante tener al bebé siempre a la vista, pueden atragantarse con facilidad con su propio vómito, se destapan con facilidad, tienen movimientos muy descoordinados y se pueden hacer daño, necesitan bastante contacto y sentir que no están solos.

Esta es la mini-cuna que tenemos, tiene cosas que mejorar pero de las que vimos en el mercado es la que más nos convenció en su momento. Si volviéramos a comprarla seguramente escogeríamos una con ruedas y más pequeña. Aunque respecto al tamaño es cierto que amortizarás más una más grande, las que son más pequeñas son más manejables para transportar y situar en las diferentes estancias de la casa sin tener que mover muebles para que entre.

Así que la cuna normal, de madera y barrotes de toda la vida aún está sin estrenar, a la espera de que el peque crezca y pueda estar en su habitación con el vigila-bebé.

Carro de paseo

Es una auténtica locura todo lo que tiene que ver con los bebés, por la cantidad de modelos que hay para cualquier cosa, las variedades y los precios. Pero créeme que si estamos hablando de carros ya la locura llega a límites insospechados.

Yo creo que hay que fijarse en algunas cosas fundamentales y que el resto no es tan importante. Cosas en las que fijarse:

  • Medidas del carro: ten en cuenta dónde lo vas aparcar dentro de casa y si entras el carro y tú juntos en el ascensor.
  • Carro plegado: mira si entra en el maletero del coche y cuánto de complicado es plegarlo.
  • Peso: si la estructura es muy pesada a la hora de manejarlo y de meterlo en plegado en el maletero tu espalda sufrirá.
  • Es sencillo de montar y desmontar: a la hora de cambiar capazo por silla o utilizar si lo tiene el maxi-cosi, mira que sea sencillo y no haya que dar a 4 botones a la vez.
  • Confort del bebé: que el bebé se encuentre seguro y acolchado, que le proteja del sol, lluvia y viento.

En nuestro caso y por recomendación de un familiar nos decantamos por el carro «Coche de paseo trío Jané Muum», que compramos en El Corte Inglés. Nos pareció bastante completo en cuanto a lo que incluía, de un tamaño bueno, es algo pesado, y lo de plegar la estructura a una mano supongo que es cuestión de práctica, pero yo no lo veo tan sencillo.

Silla de seguridad

Una vez te metes en esta historia aprendes que según el tamaño que corresponde a la edad del niño (el tamaño medio claro, porque cada niño es distinto) pues dividen en grupos las sillas de bebé.

GRUPOPESO (criterio para elegir silla)EDAD APROXIMADA (no debe usarse para elegir el tipo de asiento)
Grupo 0Hasta 10 kgHasta aproximadamente los 9 meses
Grupo 0+Hasta 13 kgHasta aproximadamente los 15 meses
Grupo I De 9 a 18 kgDesde los 8 meses aproximadamente hasta los 3 ó 4 años
Grupo II De 15 a 25 kg Aproximadamente, desde los 3 hasta los 7 años
Grupo IIIDe 22 a 36 kgAproximadamente, desde los 6 hasta los 12 años

Hay sillas que abarcan varios grupos, con lo que puedes amortizarla un poco más. En nuestro caso nos decidimos por este modelo.

Mira si tu coche dispone de sistema ISOFIX o no para elegir la silla adecuada, en función a la forma de anclarlo al asiento.

Hamaca

Para poder transportar de una habitación a otra fácilmente contigo y que cambie un poco la postura la hamaca es muy práctica, lo puedes utilizar desde recién nacido, en mi caso hasta el primer mes no le puse en la hamaca, me parecía demasiado pequeño. Cuando tienen más meses les gusta mecerse en ella. Plegada ocupa poco.

Cambiador-bañera

En nuestro caso fue la mejor opción ya que no tenemos bañera. El cambiador es prescindible si tienes una superficie segura donde cambiar al bebé. La ventaja de tenerlo es que está a una altura que tu espada agradece, además de poder tener lo que necesitas a mano en la parte de abajo del cambiador. Y lo mismo respecto a la bañera, que además en este modelo trae una manguera para quitar el agua una vez terminas, que parece una tontería pero es muy cómodo, y no todos los modelos lo tienen.

Trona

Mi practicidad me llevó a escoger una trona crecedera, es decir, lo que llaman evolutiva, que según va creciendo el peque la vas adaptando a su tamaño. Las hay de varias marcas, por calidad precio esta fue la trona elegida, y a largo plazo no sé qué tal se comportará pero desde luego el material, el aspecto robusto y el fácil montaje transmiten muy buenas sensaciones. El cojín para cuando son más pequeños hay que comprarlo a parte, en otros modelos ocurre lo mismo.

Trona portátil

Inventazo para ir a cualquier sitio sin tener en cuenta si tienen o no tronas, o simplemente ir a casa de los abuelos y que no tengan cacharros innecesarios. La trona portátil es un pequeño asiento que se superpone a cualquier silla, atado a ésta y sujetando al bebé. Ocupa poco y permite almacenar cosas.


Cacharros pequeños

Biberones

Mi consejo es que aunque la intención sea la de lactancia materna, por si fuera necesario un refuerzo de biberón (como fue nuestro caso), que tengáis al menos un par de biberones con tetina 1 (para recién nacidos). Hay muchas formas de tetinas, y la que más le guste al bebé será la que decida según probéis, al igual que con los chupetes, pero los números de las tetinas sí hay que tenerlos en cuanta porque tiene que ver con el tamaño de tetina y la apertura del agujero para que entre la leche al succionar.

Sacaleches

Las ordeñadoras eléctricas de las madres. Aunque no tengas intención de almacenar leche para utilizar en el futuro, el sacaleches puede ser muy útil para promover la generación de más leche y para evitar problemas de mastitis. Si tienes dudas respecto a este tema habla con tu matrona.

Nosotros compramos biberones y sacaleches de la misma marca por la compatibilidad de los biberones con el sacaleches y con los botes para almacenar leche y otros alimentos cuando pase a las papillas.

Calienta biberones

Nosotros no hemos comprado, no nos ha convencido ninguno así que calentaremos al método tradicional hasta que cambiemos de opinión. Nuestro candidato en el caso de comprar es este calienta biberón.

Esterilizador

Al principio no contábamos con comprarlo, y amigos que ya habían tenido hijos nos aconsejaron esterilizar al baño maría para no tener otro trasto más. Como os digo no soy de tener trastos inútiles, pero bendita compra del esterilizador. En nuestro caso al tener que hacer un biberón cada 3 hrs lo estamos amortizando a tope, tanto para biberones, como para chupetes como para el sacaleches. Mi consejo es un sí rotundo al esterilizador por medio de microondas.

Chupetes

Muchas opiniones encontradas sobre dar el chupete desde muy pequeños o no. Si habéis conseguido el hito de que se enganche bien al pecho, pienso que no hay ningún impedimento para darle el chupete en esos momentos en los que se ponen nerviosos. Es un calmante instantáneo para los peques, para aquellos que les gusta el chupete claro. Respecto a los chupetes también hay muchos tipos, para los primeros usos mira que sean chupetes desde 0 meses.

Cojín de lactancia

Esto lo he puesto en cacharros pequeños pero ocupa bastante. El cojín de lactancia es como un cilindro enorme, en mi opinión prescindible si tienes en casa otros cojines.

Muselinas

Son esas gasas gigantes, como pañuelos de tela, que sorprendentemente cuesta encontrar que sean suaves. No entiendo por qué tienen que ser tan grandes. pañuelitos más pequeños o toallitas más pequeñas son mucho más prácticas. Yo terminé tan harto del tamaño desmesurado que las corté en 4. mucho más útil, eso sí, hay hilos por todas partes. Te preguntarás para que se usan, pues para todo un poco, pero esencialmente para limpiar la boca del peque y todo lo que de ella salga .

Baberos

Si solo se va a dar lactancia materna, en principio no harán falta hasta que se comience con biberones. Seguramente te regalen baberos a puñados, pero si no hazte al menos con 4.

Empapadores

Si no los conoces son la barrera entre calar la superficie donde está tumbado el bebé y lo que hay por debajo. El empapador es como un pañal extendido donde tumbar al bebé cuando le estás cambiado. También puedes ponerlo debajo de la sábana bajera de la cuna para las posibles fugas.

Cambiador portátil

En cualquier lugar puedes tener una sorpresa, más vale ir preparado. Hay cambiadores portátiles muy sencillos y otros con bolsillos, a nosotros nos regalaros de los sencillos.

Detergente lavadora para bebés

Sí, yo también aluciné, pero no debes lavar en los primeros meses la ropa con los detergentes normales, deben ser detergentes para bebés.

Jabón para lavar biberones, y chupetes

No, el Fairy de toda la vida no, también para esto hay uno especial. En esto no me arriesgo a decir si tiene o no sentido, por si acaso yo lo uso, este es el jabón que utilizamos.

Sábanas y mantas

Mi consejo de compras al respecto en cuanto a número de cada una de las cosas:

  • Manta fina que se pueda poner doblada como doble.
  • Manta más gruesa que se pueda poner doblada como doble.
  • Si hace mucho frío donde vives tal vez te interese un edredón nórdico del tamaño cuna/mini-cuna, pero ¡ojo! que sea transpirable y el bebé no entre en modo cocimiento ya que puede resultar peligroso por la muerte súbita.

Vigila-bebé

Inventazo para poder sentarte un rato tranquilo mientras el bebé duerme. El vigila-bebé no lo vas a usar como tal hasta que puedas dejar dormir en su habitación al bebé, y eso ocurrirá muy posiblemente hasta el año y nunca antes de los 6 meses. Pero también puedes utilizarlo estando en la misma estancia para no tener que levantarte a asomarte a ver qué es lo que hace.

Soporte vigila bebé

Esto puede parecer una chorrada pero es la mejor forma de poner en el mejor sitio posible el vigila-bebé y verlo perfectamente. Además el soporte lo puedes utilizar para enseñar a familiares y amigos por videollamada al bebé sin tener que dejarte el brazo y la espalda apuntando al pequeño, créeme que se agracede.

Guarda-chupetes

El guarda-chupetes es una cajita donde entran entre 1 y 4 chupetes, esterilzados y listos para su uso. Una bolsita limpia también valdría, como te apañes mejor, es algo de lo que puedes prescindir.

Termómetro

Un termómetro que pueda usarse con bebés tarde o temprano te hará falta. Nosotros tenemos un modelo con la forma del típico termómetro digital para adultos pero que es flexible, para que no se haga daño en la axila el bebé. Me parecen más cómodos de usar los que son de oído o de frente, son un poco más caros y en tiempos de pandemia en el máximo apogeo imposibles de conseguir.


Para lo que tiene que ver con el baño y la higiene general del bebé, además de los ya mencionados pañales y toallitas para limpiar el culete, estos productos son muy recomendables.

Higiene

Tijeras cortauñas

Hasta pasadas las 2 semanas desde el nacimiento no deben cortarse las uñas del bebé, una vez pasado este tiempo mi consejo es que cuando esté durmiendo se las cortes con mucho cuidado con unas tijeras para bebé de punta redondeada. Los bebés continuamente se tocan la cara con movimientos descoordinados y se arañan la cara, por eso algunos padres les ponen manoplitas. Nosotros optamos por no ponerlas porque leímos que con el tacto comienzan a conocer el mundo que les rodea.

Sacamocos / Pera para mocos

El sacamocos no lo utilizarás hasta pasados varios meses, en cambio la pera para los mocos que están más a la vista si la utilizarás.

Gasas suaves

Son los típicos apósitos que venden en la farmacia pero con una textura muy suave. Los usarás para limpiarle las legañas, la cara, la nariz y a puede que en durante el baño el culete. A nosotros nos aconsejaron no utilizar la misma esponja que le pasas por el culete durante el baño en el resto del cuerpo, así que o tienes 2 esponjas o tiras de gasas.

Esponja natural

Por muy suave que sea una esponja, las esponjas naturales lo son mucho más. Piensa que la piel del bebé es extremadamente sensible.

Termómetro baño

Si no estás seguro de la temperatura apropiada metiendo la mano, el codo, la nariz o lo que sea, esto es muy práctico. Yo hago la doble validación, termómetro y mano.

Cremas

Tres mil tipos y una para cada cosa, que no cuenten conmigo. Una crema buena hidratante para el cuerpo, fin. No echársela en manos y pies, ya que pueden ir directos a la boca.

Gel y champú

Recién nacidos solo utilizarás gel, una vez empiecen a tener pelo del definitivo (el inicial con el que nacen se les cae y les crece nuevo) entonces podrás usar champú.

Toallas

Al menos 3 toallas, que sean suaves, y verás que las de bebés llevan capucha, en mi opinión una tontería, al menos cuando son tan pequeños, porque si se la pones se pierden dentro y les puedes cubrir la cabeza igualmente sin ella. Tener varias toallas viene bien por los posibles percances durante el secado, como pis, caca… Y si tiene mucho frío hacer una primera pasada con una toalla y una segunda con la toalla seca para acurrucarle un poco mientras recupera calor, son muy frioleros.

¿Abrumad@ con tantas cosas a tener en cuenta? Pues no lo estés. El ser humano lleva milenios haciendo esto sin tantas facilidades y yo siempre me quedo con la frase que dice: «Los bebés sobreviven a pesar de los padres».

¡Espero que sirva de ayuda!

¿Conoces las listas de nacimiento de Amazon?

La Lista de Nacimiento de Amazon ofrece a los futuros padres más de 100 000 artículos infantiles, además de que pueden personalizar la lista de deseos y beneficiarse de numerosas ventajas:

  • Recomendaciones de los mejores productos para bebés.
  • Listas de artículos populares para que comprar productos para bebés sea mucho más fácil.
  • Posibilidad de compartir la lista con amigos y familiares a través de redes sociales o correo electrónico con solo pulsar un botón.
  • Lista de agradecimientos para saber qué regalos se han hecho ya.
  • Lista de deseos universal: para añadir artículos de cualquier sitio web y así tener una sola lista fácil de manejar con el Asistente de Amazon.
  • Envío gratis a los miembros de Amazon Prime.

¿Tienes que hacer un regalo a un recién nacido? Sigue leyendo para inspirarte en tu regalo.